Internet de las Cosas superará a los smartphones dentro de dos años

El Internet de las Cosas superará a los smartphones dentro de dos años

2018 es la fecha estimada por Ericsson para que los dispositivos conectados a la red de redes superen a los smartphones. Una previsión que muestra la buena evolución que vive el Internet de las Cosas (Internet of Things o IoT por su nomenclatura en inglés) y su potencial en los consumidores.

Según el informe Mobility Report de la multinacional sueca serán 16.000 millones los dispositivos  conectados a internet en todo el mundo dentro de dos años, que estarán integrados en la electrónica de consumo a finales de 2021. Es más, desde 2015 hasta 2021, los dispositivos conectados se incrementarán cada año en torno al 23%. Y la mayor tasa de crecimiento sobrevendrá por parte del IoT. Estos datos, traducidos en números, significan que del total de 28.000 millones de dispositivos calculados para el año 2021, cerca de 15.000 millones serán diferentes a los teléfonos inteligentes.

Estas cifras las han recogido diferentes medios y sus elocuentes titulares muestran el gran impacto que tendrán sobre los móviles: “Los dispositivos conectados se comerán a los «smartphones» en 2018” (ABC) y “El Internet de las Cosas le ganará la partida a los smartphones en 2018” (ticbeat.com), a modo de ejemplos. A pesar de todo seguirán las ventas de smartphones aunque a ritmo menor que en anteriores temporadas y superarán a los teléfonos de perfil básico en el tercer trimestre de este 2016.

Así, el Mobility Report de Ericsson estima que para 2021, las suscripciones de este tipo de dispositivos móviles casi se duplicarán, y pasarán de 3.400 a 6.300 millones. Y también para esa misma fecha vaticina que habrá algo más de un teléfono móvil por persona: unos 8,6 millones de unidades para una población mundial prevista de 7,7 millones.

¿Dónde tendrá más empuje el Internet de las Cosas?

Según el informe, será Europa Occidental la región que liderará las nuevas conexiones IoT con un aumento de hasta el 400% en cinco años. La razón está en las nuevas normas relativas a la instalación de contadores inteligentes (que tiene como objetivo la eficiencia energética), la directiva eCall de la Unión Europea (que obligará a que los vehículos tengan un sistema automático de llamada de emergencia desde abril de 2018) y la demanda creciente de coches conectados.

Para los autores de los artículos antes mencionados, Internet de las Cosas “preludia un futuro inminente caracterizado por la interconectividad de miles de millones de dispositivos. Losdispositivos conectados estarán supeditados a un entorno Smart que propondrá que aparatos convencionales como cafeteras, neveras, sistemas de iluminación, robots e, incluso, vehículos dispongan de conexión a internet en alguna de sus formas. Será un amplio abanico que, según los expertos, cambiará radicalmente la sociedad y la economía en el futuro”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *