Archivo de la etiqueta: eCommerce

De despensa, marquista y joven, así es la cesta online de los hogares españoles

De despensa, marquista y joven: así es la cesta online de los hogares españoles

En el año 2016 la mitad de la población española ha comprado en Internet. Así lo atestigua el informe ‘la sociedad de la información en España’, elaborado por la Fundación Telefónica. Y otro estudio, en este caso ‘el futuro del e-commerce en Gran Consumo’, elaborado por Kantar Worldpanel, cifra en 533 millones de euros lo conseguido para este sector en ese mismo año (con datos hasta octubre), lo que se traduce en un crecimiento del 26% con respecto al año anterior.

En este post nos centraremos en el informe de la consultora especializada en investigación de mercados, que cifra en 3,7 millones los hogares españoles que utilizaron el canal online para la compra de productos, con un gasto medio de 145 euros.

‘El futuro …’ también analiza cómo es la cesta de la compra en España realizada en tiendas web y la definen como “de despensa, marquista y joven”. Además, resalta que uno de cada cuatro compradores online tiene menos de 35 años, es de clase media-alta y realiza grandes compras. 

¿Cuáles son esas compras?

Según los datos obtenidos, el 70% del gasto online pertenece a cestas que tienen más de 9 categorías de producto diferentes, con un promedio monetario de tres veces más alto que en la compra offline: 44,4 euros por cada compra frente a los 16,1 de la factura media realizada en la tienda física.

¿Qué contienen estas compras?

Según el informe, los hogares combinan productos de carga (agua, leche, papel higiénico…) con otros de alto valor (como cremas de belleza y perfumes). Esto hace que las cestas online incluyan más marcas de fabricante. Así, el 76,7% del gasto se va para estas marcas, ante el 63,6% que pesan en las cestas en la tienda física.

Según explica el director del sector Retail de Kantar Worldpanel, Florencio García, “en el último año se ha ampliado la frecuencia de compra online, pero en cambio se ha reducido el gasto realizado en cada ocasión, lo que significa que se está ampliando la variedad de productos incluidos en la cesta”.  Y resalta que “el canal empieza a generar hábito”.

Además, ‘el futuro del e-commerce en Gran Consumo’ destaca que las plataformas digitales que solo venden online (las llamadas pure players) están jugando un papel clave en el desarrollo de las compras online en España. Y los datos lo avalan, porque en 2016 fueron 175.000 los hogares que comprado en alguna de estas plataformas.

El segundo medio de pago que utilizan los españoles es el smartphone para sus compras online

Los españoles, un tanto remisos a pagar con el móvil

Cerca de 16 millones de personas en España hacen sus compras online. Y para ello utilizan sobre todo el ordenador (94%), en segundo lugar, el móvil (29%) y en tercer lugar la tableta, (19%), según el Estudio Anual de eCommerce 2016 de IAB Spain.

Este honroso segundo puesto para los móviles en cuanto a eCommerce se refiere tiene mucho que ver con su grado de penetración entre la población de nuestro país, que alcanza el 90%. Sin embargo, y a tenor de los datos recogidos en el informe Economía móvil de Nielsen, los españoles se muestran remisos a pagar utilizando su Smartphone. Así, 1 de cada 4 está totalmente dispuesto a comprar ya con su móvil. Esto se traduce en la cuarta parte de la población, o lo que es lo mismo un 24%.

¿Y esto a qué es debido?

Según la consultora a varios factores. El más importante es la seguridad, y así respondieron la mitad de los usuarios. Le sigue el 44% de las personas que dijeron que no había necesidad de pagar sus compras con el móvil cuando puede hacerlo de forma convencional. Por su parte, solamente 1 de cada 10 personas adujeron a cuestiones técnicas el no abonar sus compras con el móvil, entre ellas no disponer de funciones de pago o por tener la pantalla demasiado pequeña.

Con estos datos en la mano, Nielsen preguntó por las mejoras que podrían incentivar la compra utilizando el Smartphone. Y aquí, de nuevo, la seguridad está en lo alto del pódium, con el 45% de las respuestas. Los incentivos comerciales (es decir, mayores ofertas y descuentos en productos y servicios) se quedan en segundo lugar, con el 38%, y, en tercer lugar, la rapidez, con el 25%. La lista se completa con “nada”, con el 20%, y “mejores ofertas”, con el 12%.

¿Qué valoran más los que están convencidos del uso del móvil para abonar las compras?

En especial es la comodidad, porque evita tener que llevar muchas tarjetas o dinero en efectivo en la cartera. Le sigue los que piensan que es más rápido que utilizar el dinero de plástico o el metálico, y en tercer lugar que resulta una mejora en términos de rapidez y control, porque con una simple aplicación se puede conocer lo que se gasta.

Para el director general de Nielsen Iberia, Gustavo Núñez, “los españoles seguimos en ese punto donde utilizamos más nuestros móviles para consultar que para comprar, prácticamente el doble entre una y otra … El consumidor utiliza este dispositivo para buscar información del producto cuando compra, para tomar mejores decisiones de compra y para comparar precios, pero es cuestión de tiempo que el móvil sea nuestra próxima tarjeta, nuestro próximo dinero, especialmente cuando en España 9 de cada 10 tienen un Smartphone, por lo que ya estamos preparados para dar este salto”.

De hecho, y como mencionábamos en anteriores post, las nuevas tecnologías se están convirtiendo en las grandes aliadas para el comercio. Tener la posibilidad de comprar utilizando diferentes dispositivos es algo que están aprovechando las marcas y empresas y, en cuanto a comercio online se refiere, el móvil se está convirtiendo en una gran herramienta.

El eCommerce en España factura más de 5.400 millones de euros en el primer trimestre de 2016

El eCommerce en España factura más de 5.400 millones de euros en el primer trimestre de 2016

Con el final del año y la entrada de uno nuevo es hora de hacer balances. Y el que arroja el comercio electrónico en España, con los datos que se tienen hasta el momento, son buenos. Así, según la Comisión Nacional de los Mercados de la Competencia (CNMC) la facturación fue de 5.414,1 millones de euros en el primer trimestre de 2016. Esta cantidad se traduce en un incremento del 21,5% interanual.

El top 3 de los sectores de actividad con mayores ingresos han sido, por este orden, las agencias de viajes y operadores turísticos, con el 14,3% de la facturación total; el transporte aéreo, con el 12,7% y en tercera posición, las prendas de vestir, con el 6,3%. La lista que aporta el portal CNMCData se completa con el marketing directo, 5,4%; espectáculos artísticos, deportivos y recreativos, 5,1%; transporte terrestre de viajeros, 3,9%; electrodomésticos de imagen y sonido, 3,5%; juegos de azar y apuestas, 3,2%; hoteles y alojamientos similares, 3,1% y, en último lugar, administración pública, impuestos y seguridad social, con el 2,2%.

Transacciones

Las estadísticas recogidas por la CNMC también muestran el número de transacciones realizadas en los tres primeros meses de 2016, que superan los 88 millones y conlleva un aumento del 30.  ¿Quiénes lideran la lista de compraventas? El número 1 es el marketing directo (10,5%,); en segundo lugar, los discos, libros, periódicos y papelería (6,7%), y las prendas de vestir ocupan el tercer puesto (6,4%).

Las webs de comercio electrónico en España se han llevado el 55,9% de los ingresos en el primer trimestre de 2016, mientras que el porcentaje restante (el 44,1%) son compras realizadas desde España a webs de comercio electrónico en el exterior.

A pesar de este porcentaje favorable, la diferencia entre lo que se compra desde el extranjero a sitios webs españoles y lo que se compra desde España al extranjero (el saldo exterior) arroja un déficit de 1.537,5 millones de euros.

El “pero” (nos referimos desde el punto de vista de las tiendas online españolas) continúa en el número de transacciones, porque el 43,3% de las compraventas se han registrado en webs de nuestro país y el 56,6% en sites del extranjero.

Si traducimos estos porcentajes con dinero contante y sonante, las estadísticas muestran que el volumen de negocio de las transacciones con origen en España y dirigidas hacia el exterior superaron los 2.300 millones de euros (concretamente 2.387,6), lo que se traduce en un aumento del 25,1% comparado con el primer trimestre de 2015.

¿Y a dónde van a parar estas compras que hacemos desde España? La inmensa mayoría, el 92,6 % a la Unión Europea, y el 3,5% a Estados Unidos.

¿En qué nos hemos gastado más desde España? El pódium está en el trasporte aéreo (13,7%), las prendas de vestir (7,1%) y el marketing directo (un 6,8%), como las principales ramas de actividad con mayor volumen de negocio desde España hacia el exterior.

De webs de España al extranjero

Las estadísticas de la CNMC se completan con datos sobre las ventas desde webs españolas hacia el exterior. Así, han obtenido una facturación de 850,1 millones de euros, lo que supone una subida del 5% comparado con el primer trimestre del año anterior. ¿La procedencia? Sobre todo, de la Unión Europea, con el 74,6% de las compras desde el exterior, seguido de Estados Unidos y América Latina, ambos con el 6,6%.

¿Qué se compra desde el extranjero en tiendas online españolas? Con el 66,4% actividades relacionadas con el sector turístico. Con datos más exhaustivos: agencias de viajes y operadores turísticos con el 32,4%, ocupan el primer puesto de la tabla; en segundo lugar, el transporte aéreo, con el 19,3%; y los hoteles y alojamientos similares, con el 9,7%, ocupa el tercer puesto. Junto a ellos, pero más abajo en el ranking están el alquiler de automóviles -3% y el, transporte terrestre-2%-.

Fuera de este sector turístico, nos encontramos a las prendas de vestir con el 5,2% de volumen de negocio desde el exterior hacia nuestro país, ocupando el puesto 4 de la lista. Por detrás, los espectáculos artísticos, deportivos y recreativos, con el 4,3%.

Por último, la Comisión Nacional de los Mercados de la Competencia también pone su punto de mira en los ingresos de comercio electrónico dentro de España; es decir, las compras realizadas en nuestro país a webs españolas. Y aquí el balance también es positivo, porque han aumentado un 25,3% interanual hasta alcanzar los 2.176,3 millones de euros.

Como en el caso anterior, es el sector turístico el que se come la mayor parte de la tarta, con 34,3% de la facturación dentro de España. A saber: las agencias de viajes y operadores turísticos se llevan el 15,8%; transporte aéreo, 9% y transporte terrestre de pasajeros, 8,2%.

Fuera de este sector se encuentran los espectáculos artísticos, deportivos y recreativos (con el 9,2% y el segundo en la lista); los electrodomésticos, imagen y sonido (6,8% y puesto cinco); y las prendas de vestir (5,9%, en el puesto seis).

Habrá que esperar a las cifras totales de 2016 para hacer un balance del eCommerce nacional, pero por lo menos los datos que se conocen dejan un buen sabor de boca.

Los productos más comprados en internet

Los productos que más se compran por Internet

Las tiendas online ofrecen todo un mundo de posibilidades y un mercado a nivel mundial que acercan todo al alcance de nuestras manos, mejor dicho, hasta nuestro dispositivo conectado a la red. Podemos comprar todo lo que cabe en nuestra lista de deseos, todo lo que podemos pagar (de una sola vez o en cómodos plazos gracias a la financiación), cómo y cuándo queramos. Y la pregunta pertinente es ¿y qué hay en esa lista digital?

A esta cuestión responde el Estudio Anual de eCommerce 2016 de IAB, elaborado por la agencia de marketing digital Elogia, donde se analizan los usos y hábitos de la compra online. Así, un 91% de los internautas compran productos físicos (es decir, ropa, libros, muebles, etc.), el 83% se decanta por los servicios (reserva de billetes, contrato de viajes, pedir hora en peluquería, día para cenar en un restaurante, etc.), y el 36% compra contenido digital (juegos online, música, series, películas …).

De todos los productos y servicios comprados por internet en el último año destacan los viajes y estancias (con el 72% y aumenta 8 puntos con respecto a 2015), seguido del ocio y cultura (69%), y la tecnología y comunicación (61%, que sufre un descenso de 7 puntos).

A este top tres le sigue la moda (53% y un aumento de 5 puntos), la alimentación (49% y una subida de 7 puntos), hogar (48% y que sube 8puntos con respecto al año anterior). En el lado medio de la tabla se sitúa el calzado (36%), perfumería (33% y una subida de 6 puntos), deporte (31%), complementos (30%), mientras que adulto y apuestas se queda en un 24%. En el lado del final de la tabla están juguetería (21%), belleza (20%), regalos (18%), formación online (16%), mascotas (15%) y óptica (19%).

Por su parte, Nielsen también elaboró su propia lista de “los más comprados en internet” en su estudio sobre Comercio conectado y el resultado coincide en gran parte. El primer puesto es viajar (con el 67%), el segundo puesto a la compra de entradas –de ocio en general: cine, conciertos, teatro, espectáculos deportivos, … (un 58%), y en tercer lugar a la moda y complementos, (con el 54%).

Productos nuevos o usados

En el estudio de IAB compra por internet también se preguntaba por el estado del producto; es decir si eran nuevos o de segunda mano. La mayoría respondieron que adquirieron solamente productos nuevos (lo hizo así el 78%). Por su parte, un 21% adquirió online productos de primera y segunda mano; y un 1% compró solamente productos usados.

Las tiendas online españolas quedan bien posicionadas en este estudio porque un 33% de los internautas compraron en ellas, frente al 5% que se decantaron por las extranjeras. Por su parte, el 62 utilizaron tanto nacionales como extranjeras.

Y sobre el tipo de página de compra, el 85% de los encuestados dijeron que solamente compraban en tiendas que únicamente venden online. En segundo lugar, un 66% se decantan por tiendas que tienen además locales físicos; un 52% (sobre todo mujeres) utiliza webs de ofertas y cupones de descuento; y, por último, el 30% utiliza agregadores o comparadores de ofertas y/o productos.

El informe de consumo también se detenía en los motivos que hacían que una persona por comprar online en la página de una tienda que también tenía su tienda física. Las principales razones para clicar en el carrito de la compra eran la practicidad, comodidad y compra fácil (50%), que no había producto en tienda o había más variedad (20%) y que el producto era más barato en la tienda de internet (18%).

Mobile commerce

El móvil, una gran herramienta para conseguir más negocio

Las nuevas tecnologías se están convirtiendo en las grandes aliadas para el comercio. Tener la posibilidad de comprar utilizando diferentes dispositivos es algo que están aprovechando las marcas y empresas y, en cuanto a comercio online se refiere, el móvil se está convirtiendo en una gran herramienta.

De la importancia del Smartphone en la compra ya lo mencionábamos en anteriores post (lo utiliza un 29% de la población española según Estudio Anual de eCommerce 2016 de IAB Spain), y en esta ocasión nos centraremos en el mobile commerce (o mCommerce), como estrategia fundamental de negocio. Por lo menos así lo cree la Escuela de Negocio Digital ISDI, que la califica como la tendencia indiscutible del eCommerce, junto al Omnichannel (que lo resumen como la integración online y offline para permitir al usuario estar en contacto con la empresa por todas las vías posibles), el Fast delivery (es decir, cuanto más rápido una empresa entregue el producto y/o servicio solicitado, mejor) y la personalización (ofrecer a los usuarios exactamente lo que necesitan).

Y es que no hay nada más que mirar alrededor para darse cuenta de que vivimos con el móvil. En una parada de metro (autobús, tren …) ¿cuánta gente hay no mirando a su Smartphone? Y preguntamos de esa forma porque sin duda alguna los que están “enganchados” a la pantalla son muchos más que los que no lo están. Esto, nos referimos a estar pendientes del móvil para hacer cualquier cosa, es algo que las empresas han tenido en cuenta y lo aprovechan para aumentar su negocio online.

Otra razón para poner el punto de mira en el móvil, esta vez con datos puros y duros: los usuarios de mcommerce llegarán a 2,1 billones (con “b”) en los próximos 4 años, según recoge granconsumo.tv. Más cerca, en cuanto a fecha se refiere, tenemos la previsión para el próximo año. Así, y según un análisis de la firma americana Coupofy, se estima que el mobile commerce aumente más rápido que el eCommerce en 2017, concretamente en un 31% (frente al 15% de incremento estimado para el comercio electrónico). Y en la actualidad, el 34% de todas las compras online en todo el mundo se hacen desde un dispositivo móvil.

Estrategia

Para la Escuela de Negocio Digital ISDI son las aplicaciones (apps) la opción más evidente para ayudar a las compañías a aumentar sus ventas a través de los dispositivos móviles. Sin embargo, tienen un “pero”, que es el espacio (a veces mucho) que ocupan en estos dispositivos, lo que puede originar que los usuarios las eliminen o que dejen de ser prioritarias para ellos para hacer sus compras.

Es por ello que, tal y como señala ISDI, “las empresas están teniendo cuidado en no centrar su estrategia móvil en las apps y adaptando sus webs a todo tipo de plataformas“. Es decir, dar a los potenciales compradores online todas las posibilidades para realicen sus compras en cualquier momento y lugar, adaptando sus webs para facilitar el proceso de compras desde los dispositivos móviles … desde cualquier dispositivo móvil.

Cómo es el proceso de compra online

El proceso de compra online: ¿cómo es?

El Estudio anual de eCommerce de la asociación Interactive Advertising Bureau (IAB), que alcanza su tercera edición, analiza en profundidad en proceso de compra online. Para ello lo desgrana en varios estadios, a saber: identificación de la necesidad, búsqueda de información, influenciadores, elección de eCommerce y evaluación post-venta. Y centra su mirada en varios de ellos. Veamos cuáles.

Búsqueda de información. A los encuestados les preguntaron dónde buscaban en internet los productos y/o servicios que querían. Más de la mitad, concretamente un 56%, recurrían a la web de la tienda; un 52% utilizaban buscadores; el 35% manejaban webs comparadoras; un 34% usaban webs agregadoras de ofertas; un 32% a blogs y a foros y, por último, un 19% recurrían a las tiendas físicas.

Esa mayoría que buscaba en la web de la tienda habían llegado a ella navegando por internet (71%), por recomendaciones de amigos (39%) y por publicidad en la red (30%). Entre los más jóvenes destacan las recomendaciones, las redes sociales y blogs. Y entre los compradores de más edad destaca el peso de la prensa.

En este apartado, los expertos del estudio resaltan la importancia de las campañas que generan visibilidad; es decir: si te ven, van a pinchar en tu web. Y, además, que todavía hay un porcentaje bastante considerable (un 24%) de personas que buscan online pero que luego acuden a la tienda física a comprar.

Influenciadores. En el estudio también se dedica un apartado del proceso de compra a las fuentes de información; es decir, dónde se informan antes de comprar online. Los más utilizados son los blogs y foros (con un 49%, sobre todo los jóvenes); la web de la marca (igual porcentaje, en especial los hombres. Tendencia que sube 12 puntos con respecto al estudio anterior), y en tercer lugar los amigos y/o familia (48%).

El resto de fuentes utilizadas por el comprador internauta son el mailing (35%), la publicidad online (22%. Tendencia que baja 4 puntos ), redes sociales (20%. Sube 7 puntos con respecto al estudio de 2015), las aplicaciones (8%), la publicidad offline (6%, con una bajada de 5 puntos) y, por último, los famosos (4%).

Motivos de la compra online

Elección eCommerce. Sobre todo, por motivos económicos, aspectos relacionados con la postventa y con el envío de lo comprado. Entre las razones económicas se resalta los mejores precios (60%), los gastos de envíos gratuitos (55%) y la transparencia de precios (53%). En cuanto al servicio post venta destaca la facilidad en devoluciones y reclamaciones (54%) y las formas de pago –varias, fáciles, rápidas, seguras- (52%).

Asimismo, la oferta de productos/servicios (variedad, calidad), la confianza (en la web y/o en la marca) y las facilidades pre-venta (encontrar de forma fácil lo que se busca y comprar, por ejemplo) no son claves para elegir el eCommerce pero sí necesarios.

A los encuestados también se les preguntó por el plazo de entrega de su compra, del que dicen debiera ser inferior a los 5 días (lo dice así el 66%), pero solamente el 24% dice que pagaría por una entrega en la mitad de tiempo.

La última parte del proceso de compra es precisamente lo que pasa después, la evaluación post-venta. Así, la satisfacción media se queda en una nota de 8’1, lo que se traduce en que 3 de 4 compradores declaraba estar muy satisfecho con la compra. ¿Los motivos? Por los precios que ofrece (69%), por la facilidad de uso (58%) y por lo que encuentra (49%), como los tres baremos más valorados.

El estudio de IAB también se fija en el medio de pago. Para las compras online el método más utilizado fueron las tarjetas de débito o crédito (85%), seguido de Paypal (79%) y transferencia bancaria (39%). Los compradores también recurrieron al contrareembolso (28%), la financiación (5%), vía operador/wallet (3%) y a través del operador de telefonía móvil (1%).

La seguridad/privacidad en las operaciones y la comodidad son los principales aspectos que el comprador tiene en cuenta al elegir la forma de pago que utiliza finalmente. La mitad de los compradores online está de acuerdo con que se guarden los datos de sus compras y con recibir ofertas según sus compras realizadas, pero hay una baja aceptación a que se guarden sus datos de búsqueda y consideran como “molesto” el proceso de registro.

Y una vez que se ha hecho todo el proceso, ¿dónde quieren los internautas que les llegue lo que han comprado online? Sobre todo, a casa (76%), a la oficina (15%), a la tienda física (6%), o a otro establecimiento, aunque no sea del vendedor (4%).

Nos estamos convirtiendo en consumidores más volátiles, informados, conectados y con nuevas inquietudes en un mundo con sobreoferta

El consumo de las nuevas, actuales y viejas generaciones

Ahora mismo se habla mucho de los Millennials y de la generación Z, sobre todo porque están actuando de una forma distinta a sus antecesores, y su “manera de ser” incide en su forma de consumo. Cómo son, cómo serán …. Y también cómo han sido las últimas seis generaciones. Lo veremos en este post.

Desde hace ya varios años, por no decir desde siempre, se ha estudiado el comportamiento de los ciudadanos en cuanto a consumo se refiere (entre otros muchos aspectos). En particular se está analizando la relación entre los que algunos, como Salvador Vega, han denominado como generaciones vivientes y el marketing.

La Generación GI, la Generación silenciosa (entre 1927 a 1945), los Baby Boomers, la Generación X, la Generación Y o Millenials y la última hasta el momento, la Generación Z, han dejado su huella en un tiempo que ha cambiado de forma vertiginosa gracias, entre otros factores, a las nuevas tecnologías. Y todos estos cambios, por lo decir rupturas con respecto a cómo se vivía y pensaba antes, se reflejan en el consumo.

Según OBS Business School de la Universitat de Barcelona, las nuevas generaciones nos dan pistas sobre el presente y de lo que va a pasar en el futuro y concluyen que nos estamos convirtiendo en consumidores más volátiles, informados, conectados y con nuevas inquietudes en un mundo con sobreoferta.

¿Cómo somos?

A esta definición llegan después de analizar cinco características de las nuevas generaciones: always on, conciencia medioambiental y social, experiencia versus posesión, prescripción versus publicidad, infidelidad.

¿Qué significa always on? Que no pueden vivir sin su Smartphone, están siempre conectados y lo llevan para ver y/o participar en todas las redes sociales y chatear, entre otras cosas. Para el experto de OBS, y lo podemos ver nosotros mismos a simple vista por la calle, el teléfono móvil se ha convertido en un apéndice más de nuestro cuerpo.  Y llega a decir que los más jóvenes son “una generación que no está acostumbrada a esperar y que vive en tiempo real. No entiende de paciencia. Una cultura de la gratificación instantánea alérgica al esfuerzo, donde el largo plazo lo tendrá difícil para poder hacerse un hueco”.

Concienciados con la sociedad y con el medioambiente. Las nuevas generaciones necesitan que exista un equilibrio entre crecimiento y sostenibilidad y por este motivo se empieza a preguntar en cómo se hacen los productos que consumimos: origen de los ingredientes, cómo y en qué condiciones se fabrican, su impacto en el medioambiente y las condiciones de trabajo de quienes los realizaron. El autor/a de El nuevo consumidor resalta que las organizaciones han tenido que adaptarse a esta forma de pensar y han creado áreas de responsabilidad social y se muestran más transparentes.

¿Experiencia o posesión? Desde OBS han observado que importa menos tener artículos y más usarlos y disfrutarlos como consecuencia de la incertidumbre vital. Y dan dos ejemplos muy gráficos “¿Por qué tener un coche que pasa gran parte del tiempo aparcado pudiéndolo alquilar o bien utilizar cuando lo necesites? ¿Tiene sentido estar media vida pagando un piso cuando es difícil saber dónde estarás el año que viene?”.

Prescripción enfrentada a publicidad. O lo que es lo mismo, cómo ve la publicidad el nuevo consumidor. Y para esta escuela de negocios, ha disminuido la efectividad de lo que las empresas dicen de sus productos. Los “culpables” son variados (mucha oferta, más canales, muchos mensajes, mucha información …) y, sobre todo porque interesa la opinión de otros. De hecho, las opiniones influyen más en la toma de decisiones de compra. Así que el papel de la publicidad ahora es que recordemos las marcas.

¿Más vale lo malo conocido que lo bueno por conocer? Si tomamos prestado este dicho para saber si los consumidores somos fieles o infieles a marcas/tiendas/productos …la respuesta es que cada vez cambiamos más, o mejor dicho nos mantenemos fieles con menos y un tiempo menor. Aquí la responsable es una oferta que crece continuamente y con ella alternativas y experiencias novedosas.

Para el experto de OBS, y viendo en qué tipo de consumidor se están convirtiendo (nos estamos convirtiendo) las nuevas generaciones, “las organizaciones tienen que reformularse y adaptarse ofreciendo propuestas con valores diferenciales. Unas lo conseguirán y otras se quedarán en el camino”.

¿Cuál es el futuro del retail? - El Informe A-Z subraya la evolución que experimentará el comercio electrónico de manera que los consumidores no diferencien entre tiendas físicas y online

¿Cuál es el futuro del retail? Estas son algunas claves

¿Qué le espera dentro de unos años al comercio al por menor, al detalle o al retail (según su denominación en inglés)? Según la gestora de fondos TH Real Estate, su futuro está relacionado con el envejecimiento de la población, la urbanización, el eCommerce, la globalización, la desigualdad, los outlets y la llamada “generación Y”, entre otras. Así lo recoge su Informe  A-Z sobre las tendencias en eCommerce, del que se hace eco América Retail.

En su artículo De la generación ‘Y’ a los outlets: las claves que marcarán el futuro del retail, Danilo Picart resalta las tendencias antes mencionadas de entre la treintena de condicionantes económicos, sociológicos y demográficos que explicarán lo que pase en las próximas décadas y que modificarán el uso y la demanda de espacios de retail.

De todas las macrotendencias que afectan al consumo, Picart empieza con el envejecimiento de la población. Y es que según TH Real Estate, los mayores de 60 años serán más de 2.000 en el año 2050, las economías más avanzadas estarán envejecidas, pero serán personas, a las que define como prósperas y enérgicas, que obligarán a adaptar los espacios existentes y a construir un nuevo tipo de inmueble.

En segundo lugar, incide en la rápida tasa de urbanización. La población se concentrará en las ciudades, que tendrán una demanda creciente y continuada en el sector del comercio al detalle por unas nuevas generaciones que gastan más y de una forma más discrecional.

Tienda física- Tienda online

El Informe A-Z subraya la evolución que experimentará el comercio electrónico de manera que los consumidores no diferencien entre tiendas físicas y online, “sino que esperan una transición constante entre una y otra”. Según Picart, los establecimientos offline tendrán que resaltar las cualidades que las distinguen, como la experiencia de compra. Pero estas tiendas tendrán cada vez más elementos conectados a Internet. Será una forma de integración del comercio online y offline.

Otro de los aspectos que incidirán en el comercio será la integración de economías y culturas, o lo que es lo mismo, la globalización. Aquí, los expertos dicen que las marcas que sepan posicionarse bien serán cada vez más internacionales. Y en este mundo globalizado también habrá desigualdad, que se reflejará en el comercio. Mejor dicho, su estado dependerá de los sectores de población en los que pongan su mira: “mientras los retailers que operan con descuento y los operadores de lujo se verán impulsados por esta situación de desigualdad, aquellos que se dirijan a la clase media pueden verse afectados negativamente, y la demanda de locales comerciales se modificará en paralelo a este cambio en la demanda”, señala el estudio.

En este contexto de desigualdad los outlets ganan espacio al atraer a un tipo de consumidor que están a la moda pero que buscan una buena relación entre calidad y precio. Y este tipo de espacios ofrecen productos de marca con descuentos, precisamente lo que demandan. Según TH Real Estate, este tipo de tiendas vienen bien a los consumidores y también a los retailers en periodos de crisis económicas, porque tienen menos riegos que otros modelos de distribución.

Finalmente, Picart también resalta de estudio la proliferación de la llamada “generación Y”, un segmento de población que definen como muy influenciada por la tecnología y por la crisis económica. Ellos demandarán una mayor introducción de la tecnología en el retail y una atención más personalizada, entre otras características.

Internet de las Cosas superará a los smartphones dentro de dos años

El Internet de las Cosas superará a los smartphones dentro de dos años

2018 es la fecha estimada por Ericsson para que los dispositivos conectados a la red de redes superen a los smartphones. Una previsión que muestra la buena evolución que vive el Internet de las Cosas (Internet of Things o IoT por su nomenclatura en inglés) y su potencial en los consumidores.

Según el informe Mobility Report de la multinacional sueca serán 16.000 millones los dispositivos  conectados a internet en todo el mundo dentro de dos años, que estarán integrados en la electrónica de consumo a finales de 2021. Es más, desde 2015 hasta 2021, los dispositivos conectados se incrementarán cada año en torno al 23%. Y la mayor tasa de crecimiento sobrevendrá por parte del IoT. Estos datos, traducidos en números, significan que del total de 28.000 millones de dispositivos calculados para el año 2021, cerca de 15.000 millones serán diferentes a los teléfonos inteligentes.

Estas cifras las han recogido diferentes medios y sus elocuentes titulares muestran el gran impacto que tendrán sobre los móviles: “Los dispositivos conectados se comerán a los «smartphones» en 2018” (ABC) y “El Internet de las Cosas le ganará la partida a los smartphones en 2018” (ticbeat.com), a modo de ejemplos. A pesar de todo seguirán las ventas de smartphones aunque a ritmo menor que en anteriores temporadas y superarán a los teléfonos de perfil básico en el tercer trimestre de este 2016.

Así, el Mobility Report de Ericsson estima que para 2021, las suscripciones de este tipo de dispositivos móviles casi se duplicarán, y pasarán de 3.400 a 6.300 millones. Y también para esa misma fecha vaticina que habrá algo más de un teléfono móvil por persona: unos 8,6 millones de unidades para una población mundial prevista de 7,7 millones.

¿Dónde tendrá más empuje el Internet de las Cosas?

Según el informe, será Europa Occidental la región que liderará las nuevas conexiones IoT con un aumento de hasta el 400% en cinco años. La razón está en las nuevas normas relativas a la instalación de contadores inteligentes (que tiene como objetivo la eficiencia energética), la directiva eCall de la Unión Europea (que obligará a que los vehículos tengan un sistema automático de llamada de emergencia desde abril de 2018) y la demanda creciente de coches conectados.

Para los autores de los artículos antes mencionados, Internet de las Cosas “preludia un futuro inminente caracterizado por la interconectividad de miles de millones de dispositivos. Losdispositivos conectados estarán supeditados a un entorno Smart que propondrá que aparatos convencionales como cafeteras, neveras, sistemas de iluminación, robots e, incluso, vehículos dispongan de conexión a internet en alguna de sus formas. Será un amplio abanico que, según los expertos, cambiará radicalmente la sociedad y la economía en el futuro”.

Redes de puntos de recogida, la apuesta del eCommerce para llegar al usuario

Redes de puntos de recogida, la apuesta del eCommerce para llegar al usuario

Más de la mitad de los internautas sabe qué son los puntos de recogida de los pedidos online. Así lo afirmaba el 66% de las personas encuestadas por el Observatorio Cetelem para su informe sobre eCommerce 2015, quienes explicaban que recogían los productos comprados en una tienda online en un punto físico, como una tienda, almacenes, etc. Sin embargo, todavía hay un porcentaje alto (ese 44% restante) que sigue prefiriendo que los productos les lleguen directamente a casa, incluso aunque tengan que pagar por ello. ¿Será capaz el eCommerce de animar a este colectivo de compradores a “salir de casa”? La clave puede estar en las redes de punto de recogida.

Lo avanzaba Susana Voces, directiva de de eBay en España, en una entrevista también recogida por el Observatorio, para quien era muy importante ofrecer más formas de recogida de productos. Y es que métodos como la recogida en un punto a pie de calle, o redes de puntos de conveniencia, o redes de taquillas o consignas, entre otros, se ha convertido también en una solución importante a los problemas que las tiendas online tienen para dar un mejor servicio a sus clientes. Asimismo, para el consumidor, los puntos de recogida ofrecen inmediatez, seguridad, ahorro de tiempo y comodidad porque no tienen que esperar en sus casas esperando su pedido, y así los escogen un 56% de internautas en dicho informe.

Acercar los productos

Las tiendas  físicas que venden también por Internet, las tiendas online y las empresas de logística también son conscientes de la importancia de acercar los productos que compran sus clientes a su lugar de trabajo, de ocio… donde desarrolla su vida cotidiana y evitar las entregas fracasadas en el hogar, y están creando fórmulas para ello. Según declaraciones del director general de la empresa de logística Celeritas Juan Sandes recogidas en Cinco Días “en eCommerce, entre el 20% y el 30% de entregas en España son fallidas, y en un 90% es por ausencia del cliente en su domicilio”.

Es por ello que los expertos avalan el fomento del uso de los puntos de entrega de conveniencia que en nuestro país es bajo (entre un 4%y un 10%), frente al 90% de Suecia  y de entre un 22%, y un 50% de Francia y Alemania. El ahorro de costes para las empresas y  porcentaje cercano al 100% de éxito de entregas también son razones de peso que esgrimen las empresas de logística para estas formas de llevar productos a sus destinatarios.

En el artículo de Mari Mar Jiménez también se recoge otro de los motivos que animan a la utilización de estas redes, y que explica el presidente de Seur Yves Delmas: “El 30% de los clientes en el sector de la moda quieren devolver la mercancía comprada y estas redes de punto son una solución muy sencilla y amigable de devolución”. Asimismo, se resalta que pueden resultar un buen método para contrarrestar las  limitaciones, e incluso prohibiciones, que algunas empresas están poniendo a sus trabajadores para que utilicen sus oficinas como centro de entrega de sus compras online.